Contaminación ambiental

admin Uncategorized

 

La contaminación ambiental o atmosférica que producen los vehículos de motor está originada por el monóxido de carbono, el gas contaminante que más abunda en la atmósfera de nuestras ciudades.
El problema de este gas es que se mezcla con la hemoglobina que tenemos en la sangre y esto dificulta nuestra respiración, disminuyendo la capacidad de oxigenación que tienen nuestras células. De hecho, si inhalamos una cantidad importante de monóxido de carbono, podemos sufrir de vértigos, temblores y fuertes dolores de cabeza, y en organismos poco resistentes, esto incluso puede causar la muerte. Y por otra parte, los gases de escape de los vehículos también contienen óxidos de nitrógeno que son asimismo contaminantes.
Por todo ello, no debemos desdeñar nada la capacidad de contaminación que tienen los vehículos a motor, mucho más si tenemos en cuenta que contamos con un parque tan inmenso que hay prácticamente un vehículo por cada dos habitantes sólo en este país. Contaminación que además se ve incrementada porque aún muchos de nuestros vehículos tienen más de diez años, vehículos que por su antigüedad consumen más energía y producen mayor contaminación.
Otros productos relacionados con el vehículo y que son también altamente contaminantes son: el aceite, el anticongelante, los líquidos de freno y de embrague, etc. Estos productos al caer a la calzada son arrastrados por la lluvia y contaminan las aguas.
Los talleres mecánicos y los particulares tienen la obligación de llevar estos productos a centros especializados en los que los reciclan y eliminan de una forma segura.